Seleccionar página

Usar lentes de contacto

Lentes

Antes de colocar las lentes de contacto, hay que lavar y secar las manos y después sentarse cómodamente ante una mesa y delante de un espejo.

Se coloca la lente en la punta del dedo índice de la mano dominante.  Se usa el dedo medio de la misma mano para bajar el párpado inferior y los dedos de la otra mano para elevar el párpado superior.

Para las lentes rígidas permeables al gas, se coloca la lente directamente en la córnea mientras se mantiene la vista fija al frente, después se cierra el ojo lentamente y se parpadea suavemente.  Para las lentes blandas, hay que insertar la lente de esta forma o colocar la lente en la parte inferior de la córnea y del blanco del ojo mientras se fija la mirada hacia arriba; a continuación se desplaza la lente por la córnea con el dedo índice y se parpadea suavemente.

Para sacar las lentes rígidas permeables al gas, se presiona suavemente el ángulo externo de los párpados con los dedos de una mano, a la vez que se parpadea y se recoge la lente con la otra mano situada delante del ojo.

Para sacar las lentes blandas, se mira hacia arriba mientras se baja el párpado inferior con el dedo medio de la mano dominante.  Se utiliza el dedo índice para desplazar la lente a la parte inferior de la córnea y del blanco del ojo y la lente se sujeta entre los dedos pulgar e índice.  Los dedos de la otra mano se usan para levantar el párpado superior en caso necesario.

Lentes de contacto