Seleccionar página

Técnica PRK o QUERATECTOMÍA de SUPERFICIE

Laser ExcimerSe trata de remodelar la forma de la córnea con la ayuda del láser.

Cuando un paciente presenta, para correcciones de graduación de miopía, hipermetropía o astigmatismo, una córnea de grosor ajustado, es mejor realizar ablaciones con LASER EXCIMER usando técnicas de superficie.  En los pacientes con miopía, el objetivo es aplanar la córnea, permitiendo esta técnica tratar miopías bajas.

La PRK se realiza mediante anestesia tópica.  En pocos segundos se retira la capa más superficial de la córnea (epitelio corneal) mediante desbridado mecánico.  Una vez retirada, se procede a aplanar la córnea mediante el láser.  La operación de los 2 ojos dura unos 10 minutos.

Esta técnica de cirugía refractiva es muy similar al LASIK, con la diferencia importante de que, en este caso, no se realiza un corte en la córnea durante la intervención.  El cirujano oftalmólogo elimina capas del epitelio corneal para aplicar el láser.

La gran ventaja frente al LASIK es que no existen riesgos relacionados con la fase de corte, ya que la integridad del globo ocular es preservada.  Presenta, sin embargo, como desventaja frente al lasik, el que el post-operatorio suele ser más doloroso, la zona operada ha de ser protegida mediante lentes de contacto blandas, necesitando al menos 48h para que el epitelio corneal se regenere. Además, el plazo de recuperación de la visión óptima también es más prolongado.