Seleccionar página

Un estudio demuestra los factores de riesgo no oculares que empeoran un ojo seco.

En un estudio realizado en veteranos de las fuerzas armadas de Estados Unidos, se estudiaron los factores de riesgo para el empeoramiento de un síndrome de sequedad ocular. El 44,8% de los pacientes que no tenían síntomas o que éstos eran moderados, progresaron a ojo seco severo al año y un 74,2% con síntomas de ojo seco severo, persistían al año.

Los factores de riesgo oculares para desarrollar un síndrome de ojo seco severo al año fueron: síntomas más severos de ojo seco, dolor ocular y síntomas de dolor ocular de tipo neuropático.

Los factores de riesgo no oculares fueron: alteraciones del sueño, estado de salud mental, dolor no ocular y medicaciones. El más significativo fue la apnea del sueño, el cuestionario de ojo seco grado 5 y el síndrome de stress postraumático.

Recordemos que hablamos de veteranos de guerra. Esto nos hace pensar que, aunque se trate de una población especial, la percepción de dolor y la severidad de los síntomas son importantes a la hora de evaluar y manejar un síndrome de ojo seco.