Seleccionar página

Blefaritis y tratamiento.

La blefaritis consiste en una inflamación recurrente del borde palpebral. En numerosas ocasiones es causa de irritación, picor, sensación de arenilla, enrojecimiento, lagrimeo o escozor de los ojos. La mayoría de estos síntomas derivan de una alteración secundaria como ojo seco, enfermedades cutáneas, alergia, etc. Muchas veces también se producen infecciones o inflamaciones de alguna glándula, provocando orzuelos o chalaciones, respectivamente.

Hay diferentes tipos de blefaritis, lo mejor es acudir al oftalmólogo para que realice valoración y prescriba el tratamiento más adecuado.

Tras obtener el diagnóstico y que el médico le haya explicado claramente el tratamiento, la higiene palpebral constituirá la base para cualquier tratamiento, el cual, seguido de forma adecuada y sistemática, en la gran mayoría de los casos no sentirá molestia alguna ni sufrirá posibles complicaciones. Si bien es cierto que en ocasiones, se le podrá recetar algún fármaco, ya sea por vía oral o en forma de gotas (colirio o pomada), es más a corto plazo, para ayudar a controlar los brotes inflamatorios.

1- Calentamiento de los párpados.         

Tratamiento blefaritis

Colóquese unas gasas o paños limpios calientes y húmedos sobre ambos ojos cerrados durante 4 o 5 minutos.

El agua debe estar lo suficientemente caliente, pero sin llegar a quemarle.

 

 

 

 

2- Masajee los párpados.

blefaritis-elche-

Realice un masaje ejerciendo una ligera presión sobre los párpados, utilizando su dedo índice de fuera hacia dentro (A)  y en paralelo al borde del párpado (inferior y superior) para eliminar sustancias grasas.

Debe realizar una presión hacia adentro, por encima de las pestañas del párpado superior (B) y por debajo de las pestañas del párpado inferior.

 

3. Limpieza de los párpados y pestañas.

limpiar-ojo-elche

Con el ojo cerrado, aplique la toallita sobre el párpado y las pestañas realizando un suave masaje mediante movimientos circulares.

Teniendo en cuenta la delicadeza de la piel del párpado y con objeto de conseguir una mejor tolerancia, es importante el uso de productos que no contengan conservantes.

 

 

 

4. Limpieza del borde palpebral.

blefaritis-higiene-elche

Fije los párpados cerrados con un dedo sobre el extremo externo, estirándolos levemente.  Deslice suavemente la toallita o gasa impregnada, sobre el borde del párpado superior e inferior, ejerciendo una ligera presión y con movimientos repetidos desde el extremo interior hacia el extremo exterior.