Seleccionar página

Degeneración macular

cache_2430973925En el centro de la retina, la mácula, permite ver los detalles finos y el color.  A medida que avanza la edad, la mácula se desgasta -lo que se denomina degeneración macular “seca” relacionada con la edad-. En la degeneración macular “húmeda” relacionada con la edad, los vasos sanguíneos enfermos que sangran y cicatrizan crecen en la mácula.  La visión central de pronto se enturbia o se distorsiona y es necesario visitar al oftalmólogo dentro de las 48 horas siguientes.

 En el COE somos especialistas en el tratamiento mediante antiangiogénicos para la curación de la DMAE (degeneración macular asociada a la edad)

El Doctor Campello es socio de la SERV (Sociedad Española de Retina y Vítreo), hoy en día es el tratamiento de primera línea.

El tratamiento depende de la posición de los vasos sanguíneos enfermos.  Si son muy visibles y no están en el centro de la mácula, el tratamiento con láser los destruye.  Si son claramente visibles y centrales, se puede hacer terapia fotodinámica, que consiste en inyectar un colorante en el brazo que llega a los vasos sanguíneos enfermos.  Entonces el colorantes de estos vasos es activado por el láser y se destruyen. Ambos tratamientos previenen que la enfermedad empeore, aunque ambos tratamientos no están indicados en la mayoría de los pacientes.

Si la visión central está perdida en un ojo, el otro ojo tambien podrá verse afectado.  La visión central del ojo “bueno” se investiga usando la rejilla de Amsler.  Hay que mirar cada día el punto central utlizando las gafas para leer mientras se tapa el ojo “malo”.  Si las líneas se ven unidas o borrosas al mirar el punto central, es necesario visitar urgentemente al oftalmólogo.

Pocas veces puede hacerse un agujero en la mácula.  Una vitrectomía con burbuja de gas puede tapar el agujero.  La visión lateral permanece, y una buena luz y las gafas de aumento pueden ser de utilidad.  Es conveniente acudir a asociaciones para personas con problemas de visión para recibir ayuda.

Inyecciones intravítreas en la Degeneración Macular Asociada a la Edad

Inyección Intravítrea

Cada año en España, se detectan más de 25.000 casos nuevos de DMAE, y se prevé que alrededor de 3 millones de personas se encuentran en riesgo de llegar a padecerla.  Las personas fumadoras tienen un 25% más de probabilidades de padecer DMAE, mientras que los fumadores pasivos, un 5% más.  Se ha puesto de manifiesto que unos buenos hábitos alimentarios influyen positivamente en el desarrollo de esta enfermedad, de modo que una dieta rica en fruta, verdura y pescado como mínimo 2 veces por semana será también un hábito beneficioso, así como algunos estudios ligan poderosos efectos en contra de esta enfermedad a suplementos vitamínicos a base de antioxidantes y Omega 3, en concreto para la DMAE denominada “seca”.

InyecciónEntre las primeras señales de alarma está el detectar que se pierde calidad visual y la visión central, puede que algunas líneas rectas como las de los edificios, muebles, ventanas se puedan percibir como torcidas.  Esta enfermedad puede presentarse  en 2 formas, la denominada “seca” o “atrófica”, y que afecta a un 30% de los pacientes, es de difícil tratamiento, principalmente se suministran complejos vitamínicos, con una evolución más lenta que la DMAE “húmeda”, la cual, se da en un 70% de los casos y cuenta con un tratamiento de espectaculares resultados a través de las INYECCIONES INTRAVÍTREAS.

Este tratamiento constituye el mayor avance oftalmológico de los últimos 10 años.  Las inyecciones se aplican directamente sobre el ojo liberando sustancias que atrofian esos capilares que aparecen en la mácula.  A pesar de lo que pueda parecer, se trata de un procedimiento nada doloroso y apenas molesto.  De esta forma se evita que puedan llegar a sangrar y que generen dificultades para ver.  El 75% de los pacientes preserva su visión, y uno de cada tres la recupera.

 

1219484_caduceus